¿Qué son los objetivos de desarrollo sustentable? 

¿Están listos para desmenuzar un temita de esos que suenan más complicados que armar un mueble de IKEA sin instrucciones? Hoy toca hablar de los famosísimos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Sí, esos que todo el mundo menciona y que suenan súper serios… y bueno, lo son, pero no te preocupes que en este blog te los explicamos con peras y manzanas.

Primero, imagínate que nuestro planeta es una vecindad. No cualquier vecindad, sino una de esas que necesitan una manita de gato urgente, donde cada quien hace lo que puede pero todos saben que podría estar mejor. Los ODS son como el plan de la administración para poner bonito el lugar, asegurándonos de que todxs lxs que vivimos aquí (incluyendo los animalitos y las plantas) tengamos un futuro más chido.

Los ODS surgieron en 2015, cuando los líderes del mundo se dieron cuenta de que las cosas no iban tan bien (a decir verdad, iban bastante mal) y decidieron ponerse las pilas para cambiar el rumbo de nuestro futuro. Se plantearon 17 objetivos MEGA ambiciosos que abarcan desde terminar con la pobreza hasta combatir el cambio climático y tratar de que todos podamos vivir en paz y con una justicia decente. 

Pero, ¿cómo funcionan estos objetivos? 

No, no son solo para llenar informes bonitos o para que lxs políticxs hablen de ellos en discursos. Los ODS están pensados para ser una especie de guía; un mapa que nos lleve a tomar decisiones más inteligentes y sostenibles. Cada país, empresa, universidad y hasta individuo puede mirar estos objetivos y decir: "Ok, ¿qué puedo hacer yo para contribuir a este proyecto de remodelación planetaria?".

Y aquí es donde todxs entramos en juego. 

No hace falta ser presidentx o CEO para hacer la diferencia. Cada pequeño paso cuenta, desde reciclar, hasta educarnos y votar conscientemente. Es como si cada quien tuviera su propio tornillo o clavo para ayudar a fortalecer la estructura de esta gran casa llamada Tierra.

Y para que veas que esto no es puro choro, te queremos platicar de un proyecto bien padre que se armó en la CDMX entre el 2023 y el 2024. Este toque fue parte del Objetivo 11, ese que busca hacer nuestras ciudades y comunidades más sustentables. Aquí, nuestros aliados de Promesa se lanzaron a recuperar espacios que ya estaban olvidados y nadie los estaba pelando. 

El team se puso las pilas recogiendo escombros, plantando árboles para darle una nueva cara al lugar, pintando todo más bonito y dando mantenimiento a las instalaciones, mejor dicho full makeover. Fue una movida increíble que no solo regresó dos parques a las comunidades, sino que también nos recordó que todos podemos poner nuestro granito de arena para vivir en un lugar más chido. 

En PYMO, nos aseguramos que todos los proyectos de nuestro portafolio estén alineados y sumando a diferentes ODS. Te dejamos las ligas para que cheques algunos de nuestros proyectos y te animes a contribuir a alcanzar los ODS. 

Así que ya sabes, la próxima vez que escuches hablar de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, no pongas cara de que te están explicando física cuántica. Son simplemente nuestro gran plan para arreglar la casa, asegurándonos de que todos tengamos un lugar cómodo, seguro y bonito para vivir. 

La lucha medioambiental también es financiera

¿Sabías que en 2020, mientras se invertían 1.342.000 millones de dólares en combustibles fósiles, solo se destinaron 803.000 millones de dólares a combatir el cambio climático a nivel global? Sí, el tamaño de los flujos dirigidos a la acción climática en mínima frente a la persistencia de inversiones que están destruyendo los esfuerzos para detener el calentamiento global.

Bienvenidx nuevamente al blog de PYMO, donde desentrañamos los misterios sobre ESG, la Responsabilidad Social Corporativa y todo lo que necesitas saber para hacer de tu empresa un referente de sostenibilidad.

Imagínate un mundo donde nuestras inversiones y decisiones financieras no solo generen beneficios económicos, sino que también salven el planeta. Este es el desafío que enfrentamos en la actualidad.

La transición hacia una economía neutra en carbono suena como un viaje al futuro, ¿no? Sí; y tiene sus desafíos. Por un lado, las economías en desarrollo necesitan acceso a financiamiento para hacer esta transición, y, por otro, debemos romper con la dependencia de modelos económicos que generan gases de efecto invernadero.

La respuesta a este dilema es muy sencilla y se trata de "enverdecer las finanzas" para impulsar un cambio real. Pero, por más simple que suene, tenemos que ponernos manos a la obra.

A pesar de los esfuerzos, el financiamiento climático aún no alcanza todo su potencial. En 2020, las inversiones para combatir el cambio climático fueron una fracción de lo invertido en combustibles fósiles. Sí, algo no cuadra. Y aquí está lo más interesante: casi el 90% de estos flujos climáticos se concentran en regiones desarrolladas, dejando a las economías en desarrollo deseando más inversión verde.

Por ejemplo, ¿qué pasa en nuestra querida Latinoamérica?

Según un estudio del Banco de Desarrollo de América Latina, solo el 38% de las entidades financieras en la región consideran el cambio climático en sus estrategias. ¡Sí, tenemos trabajo por hacer! Aunque hay esfuerzos notables, como la Iniciativa de Divulgación de Activos Climáticos de América Latina, que destaca el compromiso de inversionistas institucionales en Colombia, México y Perú, aún hay brechas importantes.

Pero no todo está perdido. ¡Latinoamérica tiene el poder! Países como Brasil, Colombia y México lideran iniciativas públicas y privadas para financiamiento climático. Están adoptando estándares internacionales y trabajando con reguladores para hacer de la sostenibilidad una realidad. A parte, las decisiones de empresas y entidades financieras (que influyen en la lucha contra el cambio climático) han intensificado el enfoque en cómo las empresas manejan los riesgos financieros derivados del cambio climático.

En resumen, el camino hacia una economía neutra en carbono está en marcha, y LATAM tiene el potencial para liderar el cambio.

Es crucial que las empresas y el sector financiero aborden el cambio climático como un desafío conjunto. En PYMO, somos aliados estratégicos para las empresas que quieren mejorar su compromiso con la sostenibilidad, la ética empresarial y el impacto social. ¡Contáctanos y únete a la revolución de impacto!

Retos sostenibles a ponerles el ojo este año

En el último blog, les hablamos sobre las tendencias de este año que van a hacer historia en el ámbito ambiental. Pero no crean que eso es lo único en lo que debemos poner atención. Las dimensiones sociales y económicas van a ser como los protagonistas estrella del 2024.

Imagínense esto: ¡Se vienen elecciones presidenciales en 6 países! Y sí, estamos hablando de México también. Como sabemos, estas épocas electorales siempre vienen con una mezcla de desconfianza e incertidumbre sobre el futuro de nuestra democracia. En este blog, vamos a echarle un ojo rápido a cómo se conectan los aspectos sociales, económicos y ambientales que van a definir el rumbo de América Latina en el próximo año.

Primero, hablemos de la Dimensión Social. Estamos en una época en la que la desconfianza ciudadana en la política es enorme. La gente está enojada porque parece que la política no hace mucho por resolver los problemas del país. El reto está en lograr que la gente se involucre en la toma de decisiones, que todos salgamos a votar. Estas elecciones son una oportunidad para tener un gobierno que escuche y se alinee con la Agenda 2030 lo que no solo tendría impactos positivos inmediatos, sino que también sienta las bases para un futuro más justo, próspero y sostenible, promoviendo la colaboración entre gobiernos, empresas y ciudadanos en busca de un bienestar compartido a nivel mundial.

Ahora, pasemos a la Dimensión Económica. América Latina está en un juego delicado entre el crecimiento económico y la sostenibilidad. A medida que el empleo se tambalea, los países de la región están buscando maneras de impulsar las exportaciones con políticas monetarias flexibles. La biodiversidad en América Latina se vuelve clave en las soluciones globales al cambio climático, pidiendo cambios en las prioridades de inversión extranjera. On the good side, la biodiversidad, si se gestiona de manera sostenible, no solo contribuye a la mitigación del cambio climático, sino que también ofrece oportunidades para sectores como el ecoturismo y la biotecnología, generando ingresos y preservando al mismo tiempo los recursos naturales indispensables para la vida en el planeta.

En cuanto a la Dimensión Ambiental. Con el 40% de la biodiversidad mundial en América Latina y el Caribe, nos enfrentamos a un aumento proyectado de temperatura de 1°C para 2040. Aunque la región contribuye mucho a la producción sostenible de energía con más del 30% proveniente de "energías verdes", el desafío sigue siendo enorme. Necesitamos equilibrar el crecimiento económico con la administración ambiental mientras luchamos contra el cambio climático. Esto igual significa que la posibilidad de intensificar los esfuerzos para expandir y mejorar las tecnologías y prácticas relacionadas con las energías renovables es mayor. Además, el impulso hacia una matriz energética más sostenible no solo contribuiría a mitigar los efectos del cambio climático, sino que también podría generar nuevas oportunidades económicas y empleo en sectores asociados con la transición hacia una economía más verde.

La combinación de estas dimensiones va a moldear la capacidad de la región para influir en los escenarios globales y contribuir a la Agenda 2030. Pero aquí todos tenemos que poner de nuestra parte, desde gobiernos y empresas hasta nosotros, los ciudadanos. En PYMO, somos aliados estratégicos para las empresas que quieren mejorar su compromiso con la sostenibilidad, la ética empresarial y el impacto social. ¡Contáctanos y únete a la revolución de impacto!

5 tendencias de ESG para el 2024

Ya estamos a mediados de enero y creemos que las trends para este año es un tema que hay que tocar. Todo mundo habla de lo que se viene en la moda, tecnología, viajes, etc. pero igual hay que estar super al pendiente de lo que viene este año en temas de sostenibilidad. 

En 2024, las dinámicas empresariales a nivel mundial están siendo transformadas por las tendencias ESG. Las empresas se están viendo obligadas a ser proactivas y que el mundo lo sepa. Más ahora que el objetivo del mundo es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a niveles cercanos a cero que vienen de la mano con presiones por regulaciones más duras y la creciente exigencia de transparencia por parte de las partes interesadas.

Ahí te van algunos de los trends que se vienen este año, para que los tomes MUY en cuenta en tu planeación de 2024 y alcances todos tus objetivos de sustentabilidad e ESG. 

1. Revolución por la llegada de un organismo clave. 

En el 2024, a las empresas ya se les está prendiendo el foco y le están poniendo más atención al due dilligence, (para quién no está muy familiarizado con el término, es una auditoría externa que da una visión más amplia del estatus en el que se encuentra una empresa). Se van a tener que poner a estudiar sus cadenas de suministro y entender exactamente las funciones de cada una de las partes para poder entregar informes y divulgación. Pero aquí viene el twist: se espera que este año llegue la Directiva de Due Diligence en Sostenibilidad Corporativa de la UE (CSRD). Su objetivo es garantizar que las empresas que operan en el mercado interior de la UE adopten medidas para identificar, prevenir, mitigar, eliminar y reparar los efectos adversos en los derechos humanos y el medio ambiente de sus actividades propias, las de sus filiales o las de sus cadenas de valor. 

2. El fin del Greenwashing. 

Para empezar, todas las regulaciones que se están generando (y seguirán) van a ayudar a que todas las empresas que hayan estado funcionando de esta manera dejen de hacerlo. Va a ser prácticamente imposible hacerse pasar por una empresa “Green” sin pruebas concretas de acciones que lo soporten. 

3. Ser responsable con el mundo va a ser lo más cool. 

En 2023 hablamos mucho en nuestros blogs de iniciativas como la de Coldplay de hacer un Reporte de sostenibilidad super creativo que hizo mucho ruido en todo el mundo, la publicidad y los esfuerzos de Apple siendo una empresa que tiene como objetivo, ser 100% neutrales en su cadena de suministro y sus productos para 2023. Creemos que las empresas de todos los giros, van a empezar a cumplir con las regulaciones, no solo por obligación sino por gusto y con muchísima creatividad, contagiando a lxs demás. 

4. Los algoritmos verdes. 

Si no lo habías escuchado, los “algoritmos verdes” abogan por un enfoque holístico que integre valores humanos, sociales y ambientales en las soluciones de IA. Simplifican la gestión de complejidades, optimizan costos a largo plazo mediante ahorros energéticos y ofrecen eficiencia operativa, reduciendo residuos y cumpliendo con regulaciones de sostenibilidad para disminuir la huella de carbono. Nos encanta esto. 

5. Las Bolsas de Valores le ponen más atención a la Sostenibilidad. 

Desde hace muchos años, las bolsas de valores del mundo han tenido ciertas acciones relacionadas a la sostenibilidad por ejemplo, la  promoción  de  instrumentos  y  servicios  financieros verdes y sostenibles que logren incrementar el flujo de recursos hacia  activos  y  proyectos  que  aporten  beneficios  ambientales  y sociales; la creación de capacidades  entre  empresas  para  participar  en  el  mercado  de carbono local, etc. Pero este año vamos a ver como reaccionan a la transición hacia un régimen obligatorio de divulgación de sostenibilidad. Los inversionistas están mordiéndose las uñas, esperando las reglas finales de divulgación climática de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos. 

En pocas palabras, el año 2024 se viene como un punto de inflexión para la sostenibilidad empresarial, y aquellas organizaciones que adopten estas tendencias lograrán estar mejor posicionadas para alcanzar resultados exitosos.En PYMO, queremos ser el aliado perfecto para introducir a las empresas al mundo de la Responsabilidad Social Corporativa. Sabemos que es un terreno nuevo y a veces complicado. Desde brindarte consejos clave hasta ayudarte a conectar con la gente adecuada, estamos a tu lado mientras das tus primeros pasos en este mundo. Así que, si estás buscando ese kick-off boost, ¡escríbenos para agendar una cita!

¿La inteligencia artificial se está tomando nuestra agua?

Recientemente se publicó un artículo de investigación llamado Making AI Less “Thirsty” que nos dejó con el ojo cuadrado, pues habla de la enorme huella hídrica de los modelos de inteligencia artificial. En la actualidad, la discusión sobre el impacto ambiental de la inteligencia artificial (IA) se había centrado principalmente en la huella de carbono de modelos como GPT-3 y GPT-4. Sin embargo, existe otro aspecto igualmente importante pero menos conocido: el consumo de agua de estos modelos.

Los modelos de lenguaje populares como ChatGPT de OpenAI y Bard de Google son intensivos en energía, ya que requieren enormes granjas de servidores para proporcionar suficientes datos para entrenar los programas. Enfriar esos mismos centros de datos también hace que los chatbots de IA sean increíblemente “sedientos”.

El artículo de investigación menciona con un ejemplo ilustrativo el proceso de entrenamiento de GPT-3 en los centros de datos de Microsoft en Estados Unidos. Este proceso consume directamente la asombrosa cantidad de 700,000 litros de agua dulce limpia. Para ponerlo en perspectiva, esta cantidad de agua sería suficiente para producir 370 automóviles BMW o 320 vehículos eléctricos Tesla. Los autores descubrieron que la cantidad de agua dulce limpia necesaria para entrenar a GPT-3 equivale a la cantidad necesaria para llenar la torre de enfriamiento de un reactor nuclear.

Es importante destacar la necesidad de abordar de manera integral tanto la huella de carbono como la huella hídrica para lograr una IA verdaderamente sostenible.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una persona necesita 100 litros de agua al día para cubrir sus necesidades básicas. En comparación con las necesidades humanas, el consumo de agua de los modelos de IA es enorme.

La meta 6.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible exige un acceso universal y equitativo al agua potable salubre y asequible. Si le estamos dando agua a la IA, ¿por qué no proporcionarla a más humanos en la tierra?

Por acá te dejamos algunos proyectos increíbles donde puedes proporcionar agua potable para personas:

💧 Sistemas de captación de agua de lluvia

👋🏻 Manos al agua

✏️ Escuelas de lluvia

Si trabajas en una empresa que como nosotros está comprometida por dar acceso a un recurso tan fundamental como el agua, o quieres tener prácticas más sostenibles, no dudes en contactarnos :), ¡Juntos podemos cambiar el mundo!

El Rol Vital de la Comunicación en la Era Ambiental

World Press Photo es una plataforma para hacer que las personas a nivel mundial se sientan, reflexionen, actúen y generen un debate. Este año la exposición (se pueden dar una vuelta al museo Franz Mayer) está full de temáticas cómo: la vida después de la pandemia, la discriminación, la guerra, la violencia y la crisis climática.

El fotógrafo Simone Tramonte, nos enamoró con su proyecto enfocado en Net Zero. Este proyecto documenta diferentes tecnologías que ofrecen posibles vías de transición hacia una economía neutra en carbono. Entre 2020 y 2022 Simone se enfocó en visitar instalaciones innovadoras en toda Europa, desde Islandia hasta Italia, haciendo un trabajo de periodismo solution-based que nos da chance de darnos un clavado en los esfuerzos europeos para asegurar un futuro sostenible. Además de ser súper interesante todo el research que desarrolló y de mostrar la relación entre la magnitud de la crisis y la magnitud de las soluciones, las fotos que nos comparte también son mouth-opening por su belleza.

Un ejemplo de sus obras es una imagen de Islandia con una cúpula geodésica sobre un pozo de inyección de una planta geotérmica en el monte Hengill. Esta planta usa calor subterráneo para generar electricidad, pero produce contaminantes, la planta recicla los contaminantes y los inyecta en la tierra, donde se convierten en minerales. Hasta 2022, habían capturado más de 100,000 toneladas de CO2 de esta manera. Suena loquísimo, ¿no?

La fotografía es una manera de comunicar, que idealmente provoca que nos involucremos y regularmente nos hace mínimo detenernos un segundo a reflexionar. Estamos seguros de que la comunicación no solo es clave en un día a día de manera personal sino que en una organización es incluso como la arteria principal y por eso nos encantaría que las empresas logren inspirar a su comunidad con su impacto, que involucren a sus colaboradores y clientes con sus valores y que a la par que sigan contribuyendo a cambiar el mundo.

Seguramente les surgieron mil y un dudas de porqué podría beneficiar tanto a las empresas el comunicar su impacto; en este caso, tu propósito hace que crezcas:

  1. 86% de los colaboradores prefiere trabajar para empresas que se preocupan por los mismos temas que ellos (PWC, 2021)
  2. 42% es el porcentaje que crecieron las inversiones en estrategias ESG entre 2018 y 2020 (NASDAQ, 2021)
  3. 90% de las empresas con buenas prácticas sociales y ambientales han observado una reducción en el costo de capital (PWC,2021).
  4. ⅓ de los consumidores han cambiado sus marcas de preferencia por marcas con más compromiso social/ambiental (Deloitte, 2021)

En un mundo donde la necesidad por generar un cambio en cómo nos desarrollamos, se hacen cada vez más evidentes y surge la necesidad de abrir el diálogo y visibilizar las acciones, cómo lo hizo Simone para WPP 2023.

Desde nuestra trinchera nos pusimos las pilas y comenzamos a crear alianzas exitosas con diferentes empresas y marcas para co-crear campañas de comunicación con un alcance exponencial, para generar mayor impacto. Si crees que a tu empresa le urge comunicar su impacto, agenda con nosotros una cita para generar una estrategia.

¿Será que el futuro de la energía nuclear es tan brillante cómo el éxito taquillero de Oppenheimer?

Últimamente, las noticias van desde: “’Oppenheimer’, la película histórica sobre el hombre detrás de la creación de la bomba atómica, está arrasando en cartelera y ha conseguido un total de 718 millones de dólares”… hasta: “Japón empieza a verter al océano el 1,34 millones de toneladas del líquido radioactivo depurado por el accidente nuclear de Fukushima.” Pero, la energía nuclear también está en boca de todos los países cómo parte del plan hacia Net Zero.

Si no habías escuchado de “Net Zero”, en resumen busca reducir al máximo las emisiones de gases de efecto invernadero y compensar cualquier emisión restante a través de medidas que ayuden a retirar o capturar esas emisiones de la atmósfera, con el fin de estabilizar el cambio climático y limitar sus impactos.

Ahora, que la energía nuclear cuente o no con apoyo público, experto y político para ser utilizada para descarbonizar el sistema energético es mucho más complejo. Se han presentado argumentos a favor de una transición energética libre de energía nuclear que dependa casi casi solo de la energía eólica, solar e hidroeléctrica. Sin embargo, algunos ven este plan como un no-go y, en cambio, le apuestan a una descarbonización profunda y rápida del sistema energético que requerirá reemplazar la mayoría de las fuentes de energía basadas en combustibles fósiles con mil y un combinaciones de energía renovable, como la eólica, solar, geotérmica e hidroeléctrica; la energía nuclear; y generación de combustibles fósiles con captura y almacenamiento de carbono.

En la actualidad la energía nuclear aporta nada menos que el 10,3% de la electricidad consumida en todo el mundo, lo que en el año 2021 se tradujo en un total de 2.653 TWh. Este tipo de energía ha dado mucho de qué hablar pero es totalmente normal no saber bien qué onda con sobre el tema… por eso te queremos platicar rapidísimo 3 cosas:

  1. ¿Qué es?

La energía nuclear viene del núcleo de los átomos. Genera electricidad al liberarse de los átomos en un proceso llamado fisión nuclear y un reactor nuclear controla esta fisión para producir energía. Es como una cadena de reacciones que produce calor, que luego se convierte en electricidad.

  1. Ventajas de la energía nuclear:
  1. Desventajas de la energía nuclear:

¿Será la energía nuclear la respuesta al cambio climático o un determinante para obtener el objetivo de NetZero? El debate es infinito. Lo que sí sabemos es que la descarbonización enfrenta miles de obstáculos. Desde el financiamiento e inversión* hasta la opinión pública. Nos urge cumplir las promesas mundiales sobre el cambio climático pero esto sólo va a pasar si la industria enfrenta el desafío de expandirse de manera eficiente y rentable. Esto no solo reduce emisiones, sino que también aporta beneficios que seguramente te van a interesar…

  1. ¡Menos Riesgos!: Bye multas y litigios por cumplir regulaciones climáticas (que cada vez son más y amamos. )
  2. Atracción de Inversiones: Atrae inversores interesados en la sostenibilidad.
  3. Innovación y Competitividad: Impulsa innovación y ventaja competitiva.
  4. Estabilidad a largo plazo: Ofrece estabilidad ante cambios en regulaciones y demanda.
  5. Clientes felices: Responde a la demanda de productos sostenibles.
  6. Contribución Positiva: Mejora la relación con comunidades y el ambiente.
  7. Alineación Global: Se alinea con objetivos internacionales, impulsando el progreso hacia un futuro sostenible.

En PYMO, queremos ser el aliado perfecto para introducir a las empresas al mundo de la Responsabilidad Social Corporativa. Sabemos que es un terreno nuevo y a veces complicado. Desde brindarte consejos clave hasta ayudarte a conectar con la gente adecuada, estamos a tu lado mientras das tus primeros pasos en este mundo. Así que, si estás buscando ese kick-off boost, ¡déjanos tus datos para agendar una cita!

* El financiamiento y la inversión son clave, por ejemplo una investigación de McKinsey ha demostrado que se necesitará alrededor de $1 billón al año en inversión de capital para que Estados Unidos haga realidad la transición energética para 2050 o sea el 4% del PIB de Estados Unidos aprox.

Adiós Calentamiento global, bienvenido… ¿Global Boiling?

El jefe de la ONU emitió una advertencia contundente sobre el cambio climático a finales de julio, al cambiarle el nombre al calentamiento global: “La era del calentamiento global ha terminado; la era de la ebullición global ha llegado”, declaró António Guterres en una sesión informativa en Nueva York. Por si no lo sabías, lxs científicxs confirmaron que julio se convirtió en el mes más caluroso jamás registrado en la Tierra. Sí… en toda la historia, nunca habíamos tenido temperaturas así.

Su discurso ha provocado mucha controversia e interés sobre el término “ebullición global” y su significado (aunque lxs científicxs están divididos sobre su uso, ya que algunos señalan que no es un término científico). Lo que sí es cierto, es que tanto la ONU como expertos en temas medioambientales están preocupados por el calentamiento de la Tierra y de alguna manera u otra, están urgiendo a los países a tomar medidas para evitar las consecuencias del cambio climático.

Según científicxs, detener el cambio climático es un desafío complejo que requiere acciones a nivel global y una combinación de medidas en diversos sectores. Te compartimos algunas recomendaciones para que tanto el sector privado como el público, trabajen para afrontar la crisis climática y dirigirnos hacia un futuro más verde y sustentable:

  1. Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero: El factor central es reducir drásticamente las emisiones de gases como dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) que contribuyen al calentamiento global. Esto implica la transición a fuentes de energía renovable (solar, eólica, hidroeléctrica) y alejarse de los combustibles fósiles. Para saber cómo hacer una transición a ser Net Zero chécate el artículo que escribimos el mes pasado haciendo click aquí.
  2. Energía limpia y eficiencia energética: Promover la eficiencia energética en todos los sectores, desde la industria hasta los hogares, y fomentar la adopción de energías limpias y renovables para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.
  3. Conservación y restauración de ecosistemas: Proteger y restaurar ecosistemas como bosques, manglares y humedales, ya que actúan como sumideros de carbono y contribuyen a mantener un equilibrio climático.
  4. Transporte sostenible: Fomentar el uso de transporte público, vehículos eléctricos y soluciones de movilidad más sostenibles para reducir las emisiones de transporte.
  5. Agricultura y alimentación sostenible: Adoptar prácticas agrícolas más sostenibles, reducir el desperdicio de alimentos y cambiar dietas hacia opciones más basadas en plantas pueden ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la producción y el consumo de alimentos.
  6. Economía circular: Promover un enfoque de economía circular que reduzca la producción de residuos y fomente la reutilización y el reciclaje.
  7. Innovación y tecnología: Impulsar la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias, como el almacenamiento de energía avanzado y la captura y almacenamiento de carbono.
  8. Políticas y acuerdos internacionales: Las políticas gubernamentales sólidas y los acuerdos internacionales, como el Acuerdo de París, son esenciales para coordinar los esfuerzos globales y establecer metas y compromisos claros.
  9. Educación y sensibilización: La conciencia pública y la educación son fundamentales para movilizar a las personas y las comunidades a tomar medidas individuales y colectivas.
  10. Adaptación: Dado que algunos efectos del cambio climático son inevitables, también es importante invertir en estrategias de adaptación para enfrentar los impactos y proteger a las comunidades vulnerables.
  11. Aumentar las inversiones en desarrollo sostenible: éstas ayudarán a hacer frente al cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y reforzar la resistencia de la capa de ozono, nuestro protector natural. El mundo debería invertir anualmente un 2.5% del PIB mundial durante dos décadas para combatir la crisis climática.
  12. Súmate a PYMO: tú también puedes invertir en proyectos ambientales y mejorar la calidad ambiental de tu ciudad. Selecciona aquí tu proyecto.

¿Porqué está cool esta alternativa?

Pero, ¿qué pasaría si no cambiamos el rumbo de las cosas? La ONU estableció al año 2030 como fecha límite para desarrollar un estilo de vida sustentable, de lo contrario, nos enfrentaremos a serios problemas de distintas índoles, generados por el cambio climático y sus efectos:

Hoy, las nuevas generaciones decidimos mirar hacia nuestro planeta, y nos dimos cuenta que también podemos crear, sanar, ayudar y, sobre todo, restaurar lo que hemos dañado en nuestro ambiente. Trabajando como equipo, podemos ser parte del cambio que queremos ver en el mundo, podemos ser parte de la solución.

Checa el siguiente link y conoce proyectos de impacto ambiental de los que puedes ser parte: https://pymomarketplace.glide.page/dl/da19fa

¿Qué onda con “Net Zero” y por qué debería de importarnos que las empresas alcancen este objetivo? 

Si no se impulsa un cambio global, este podría ser el verano menos caliente del resto de tu vida.

La primera semana de julio se registró la temperatura global más alta jamás registrada, según los Centros Nacionales de Predicción Ambiental de EE.UU. El lunes 3 de julio, la temperatura global promedio alcanzó los 17.01 grados centígrados, la temperatura más alta desde que comenzaron los registros, para ser rebasada por la temperatura del martes 4 de julio que subió aún más, para llegar a 17.18 grados centígrados.

Es un hecho, la tierra se está calentando y no es precisamente una buena noticia.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), el principal órgano internacional para la evaluación del cambio climático, acaba de publicar en marzo de este año su Informe de Síntesis del Sexto Informe de Evaluación sobre el cambio climático. El IPCC fue creado en 1988 (si, esto existe desde los ochentas) para ofrecer al mundo una visión científica clara del estado actual de los conocimientos sobre el cambio climático y sus posibles repercusiones medioambientales y socioeconómicas.

En su informe el IPCC determinó que existe una probabilidad de más del 50% de que el aumento de la temperatura global alcance o supere los 1.5 °C entre 2021 y 2040 en los escenarios estudiados, lo cual tendría consecuencias negativas para millones de personas en el mundo. Con este nivel de calentamiento, por ejemplo, 950 millones de personas en zonas áridas del mundo experimentarán estrés hídrico, estrés por calor y desertificación, mientras que la proporción de la población mundial expuesta a inundaciones aumentará en un 24 %.

La ciencia ha demostrado claramente que a fin de evitar los peores impactos del cambio climático y para conservar un planeta habitable, el aumento global de la temperatura necesita limitarse a no más de 1.5 °C por encima de los niveles preindustriales. Hoy en día, la Tierra ya tiene un calentamiento superior al 1.1 °C en comparación a finales del siglo XIX. Para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 °C, tal como se exigió en el Acuerdo de París, es necesario que las emisiones se reduzcan alrededor del 45 % para 2030 y que se alcance el cero neto hacia 2050.

Ya lo dijimos cambiar el rumbo para limitar el calentamiento global a 1.5 °C requerirá de profundas reducciones en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el corto plazo. Con esto en mente algunas empresas y países se han puesto la meta por alcanzar el “Net Zero” o “cero neto” que significa recortar las emisiones de GEI hasta dejarlas lo más cerca posible de emisiones nulas, con algunas emisiones residuales que sean reabsorbidas desde la atmósfera mediante, por ejemplo, el océano y los bosques.

¿Cómo empezar la transición a ser Cero Neto? Aquí te dejo los pasitos a seguir:

  1. Eficiencia energética: Las compañías pueden implementar medidas para reducir el consumo de energía en sus instalaciones. Esto incluye mejorar la eficiencia de los sistemas de iluminación, calefacción, ventilación y aire acondicionado, así como el uso de equipos energéticamente eficientes. Esto además tiene ahorros económicos significativos para las empresas.
  2. Energías renovables: Cambiar a fuentes de energía renovable es una forma efectiva de reducir la huella de carbono. Las compañías pueden invertir en paneles solares, turbinas eólicas u otras fuentes de energía limpia para satisfacer sus necesidades energéticas.
  3. Transporte sostenible: Promover el uso de transporte sostenible entre los empleados, como el uso compartido de automóviles, el uso de bicicletas o el fomento del teletrabajo, puede reducir significativamente las emisiones de carbono relacionadas con los desplazamientos.
  4. Gestión de la cadena de suministro: Las compañías pueden evaluar y trabajar con sus proveedores para reducir las emisiones de carbono en la cadena de suministro. Esto incluye seleccionar proveedores con prácticas sostenibles, promover el transporte eficiente de productos y fomentar la reducción del embalaje.
  5. Compensación de carbono: Las compañías pueden invertir en proyectos de compensación de carbono para contrarrestar sus propias emisiones. Esto puede incluir la financiación de proyectos de reforestación, la captura y almacenamiento de carbono, o la inversión en tecnologías limpias.
  6. Educación y sensibilización: Fomentar una cultura empresarial consciente del medio ambiente es fundamental. Las compañías pueden proporcionar capacitación a sus empleados sobre prácticas sostenibles, promover la reducción del consumo de recursos y fomentar la participación activa de los empleados en la reducción de la huella de carbono de la compañía.
  7. Informes y divulgación: Es importante que las compañías realicen un seguimiento de sus emisiones de carbono y proporcionen informes transparentes sobre sus acciones y avances en la reducción de la huella de carbono. Esto fomenta la rendición de cuentas y la mejora continua.


Como pueden ver esto da mucho de qué hablar como, ¿qué son los créditos de carbono y dónde se compran? ¿Qué son los mercados voluntarios de carbono? ¿Existen los bonos de plástico y agua? Por eso me encantaría saber, sobre qué temas relacionados con ASG te interesa saber más. ¡Déjame aquí tus inquietudes e ideas!

Referencias:

https://www.un.org/es/climatechange/net-zero-coalition

https://wrimexico.org/bloga/10-grandes-hallazgos-del-informe-del-ipcc-de-2023-sobre-el-cambio-clim%C3%A1tico

https://www.ipcc.ch/report/ar6/syr/downloads/report/IPCC_AR6_SYR_SPM.pdf

https://www.ipcc.ch/report/ar6/syr/resources/spm-headline-statements

https://cnnespanol.cnn.com/2023/07/05/dia-mas-caluroso-planeta-record-trax/

https://www.ipcc.ch/languages-2/spanish/

¿Que tu serie favorita contamina? Sí, pero tranqui… lxs grandes ya están poniéndose pilas por el planeta 

Las películas de gran presupuesto tienen una huella de carbono de más de 3000 toneladas métricas cada una, lo que, según la Agencia de Protección Ambiental, equivale a más de 7 millones de millas recorridas por un automóvil promedio.

Qué LOCURA ¿no? Pero, no apaniques; los gigantes del entretenimiento como Netflix y The Walt Disney Company están tomando medidas para cambiar esto (y que puedas echarte todo Stranger Things en un día sin tanta culpa). Ambas empresas han unido fuerzas en una aventura muy cool llamada la “Iniciativa de Energía Móvil Limpia”.

En el mundo del entretenimiento, los generadores diésel han sido headliners en términos de emisiones de carbono. Son responsables de aproximadamente 700,000 toneladas de CO2 al año en la industria del entretenimiento a nivel mundial. Pero, hoy Netflix y Disney buscan alternativas más ecológicas para sus producciones.

Se han asociado con RMI, una organización sin fines de lucro, y Third Derivative, un acelerador global de tecnología climática. Juntos, han creado la Iniciativa de Energía Móvil Limpia, con un objetivo claro: encontrar y ofrecer energía móvil sin emisiones a gran escala que sea competitiva en costos para la industria del entretenimiento.

Juntos, buscarán, probarán y escalarán tecnologías de energía móvil limpia que sean confiables y eficientes. Esto significa que las futuras producciones de películas y programas de televisión serán más sostenibles, reduciendo su impacto en el medio ambiente y contribuyendo a los objetivos de desarrollo sostenible para el año 2030.

Aunque estamos muy emocionad@s de ver en acción esta iniciativa, hay algunas películas de diferentes casas productoras que ya han comenzado con esta revolución y se las queremos compartir para que corran a verlas si no lo han hecho.

  1. El asombroso Hombre Araña 2: el equipo de producción logró ahorrar miles de botellas de agua de plástico y reutilizar toneladas de materiales, lo que les valió un premio por su producción sostenible.
  2. Bait: se enfocó en rodajes locales y configuraciones más simples, minimizando su impacto ambiental.
  3. Chandigarh Kare Aashiqui: se desviaron toneladas de desechos de los vertederos y se implementaron prácticas como el uso de platos compostables y la donación de alimentos a comunidades necesitadas.

Con su Iniciativa de Energía Móvil Limpia, Netflix, The Walt Disney Company y sus aliados están en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y comprometidos con impulsar al planeta. Sí. Hacer equipo siempre nos lleva muy lejos. También están liderando el camino en términos de criterios ESG al adoptar prácticas ambientales, sociales y de gobernanza responsables. Esto es una prueba de que cualquier industria puede comenzar con su ESG journey y generar cambios enormes convirtiéndose en empresas aún más increíbles.

Si en tu empresa tienen interés de recibir un diagnóstico rápido y gratuito para saber en qué enfocarse dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa e ESG, déjanos tus datos para ayudarles.

Por último, queremos cerrar un con una noticia CHIDA. Sabemos que si queremos exigirle a las demás industrias, también tenemos que ponernos las pilas nosotros. Por eso, en PYMO empezamos a medir las emisiones de carbono que generamos como empresa, para después buscar cómo mejorar en nuestros puntos débiles. Si quieres enterarte de cómo vamos avanzando en nuestra aventura de reducir nuestras emisiones de carbono, noticias de ESG, proyectos y más, suscríbete a nuestra newsletter para estar al tanto de todo el chismesito.